• La estación, situada en la avenida Pedro Sánchez Meca, permite suministrar gas natural comprimido (GNC) a los vehículos murcianos.

Naturgy ha inaugurado la primera estación pública de suministro de gas natural para vehículos en Cartagena. La planta, que permite suministrar gas natural comprimido (GNC), está ubicada en la avenida Pedro Sánchez Meca de Cartagena, en una ubicación estratégica cercana a la actividad portuaria.

Este nuevo punto de repostaje se suma al que actualmente tiene la compañía energética en la pedanía murciana de la Era Alta y que suministra gas natural comprimido (GNC) tanto a flotas públicas como a vehículos privados. Además, está previsto que en los próximos meses se inaugure una tercera en Molina de Segura que permitirá el repostaje de vehículos tanto ligeros como pesados al disponer de surtidores tanto en su modalidad comprimida (GNC) como licuada (GNL).

Plan de fomento de la movilidad de Naturgy

La puesta en marcha de esta nueva estación de suministro de gas natural se enmarca en el proyecto de fomento de la movilidad de la compañía, cuyo objetivo es potenciar la utilización del gas natural como combustible como la mejor alternativa sostenible frente a los combustibles fósiles derivados del petróleo.

Esta nueva estación pública de suministro de gas natural supone para Naturgy un paso más en su compromiso por avanzar en la transición a modelos de energías limpias en el transporte que contribuyan a mejorar la calidad del aire y, por tanto, la salud de las personas.

El nuevo mapa de puntos de recarga de gas natural vehicular en España permitirá atender el aumento de la demanda en los próximos años y reforzar la disponibilidad de este combustible en el mercado, dado el incremento que están experimentando los vehículos propulsados con gas natural.

 

Ventajas del gas natural como combustible 

El gas natural vehicular en automoción tiene numerosas ventajas tanto ecológicas como económicas. Es un combustible respetuoso con el medio ambiente que contribuye a la mejora de la calidad del aire como consecuencia de sus muy bajas emisiones. Los vehículos que utilizan este combustible tienen la etiqueta ECO de la Dirección General de Tráfico, beneficiándose de libre accesibilidad al centro de las ciudades en episodios de alta contaminación, de incentivos fiscales y bonificaciones en zonas de estacionamiento regulado, entre otras.

El gas natural vehicular reduce, a casi cero, las emisiones de NO, NO2 y material particulado, principales contaminantes atmosféricos en nuestras ciudades, además de reducir las emisiones de dióxido de carbono (CO2) hasta en un 24%, contribuyendo así a paliar el efecto invernadero, por lo que contribuye en la lucha contra el cambio climático.

 En lo que respecta al plano económico, el gas natural es un combustible muy competitivo, hasta un 50% más barato que la gasolina y un 30% más que el diésel.

Cartagena, 23 de julio de 2019.

Imágenes